Guias Ofertas

Fuentes: Genéricas vs Reales - Eficiencia y certificado.

En el mercado de las fuentes solemos ver precios muy dispares entre fuentes que entregan una determinada potencia. Esta diferencia se da en que las más baratas (que suelen ser las que incluyen de fábrica los gabinetes) son genéricas, de baja calidad y poseen una señal de tensión muy inestable a la vez que entregan la potencia que prometen sólo en su pico máximo.

En cambio las fuentes de potencia real entregan la potencia requerida de forma constante, con lo cual su señal es mucho más constante y segura.

Señal en una fuente genérica

Señal en una fuente no genérica


Estas fuentes son más caras, pero su calidad de materiales también lo es. Vamos a notar un peso mayor de la fuente, otra terminación de construcción, cables mallados o incluso modulares y capacitores de tamaño y calidad considerables. La gran mayoría de las fuentes reales, tiene un certificado de calidad 80 PLUS, que además se dividen en categorías: 80 PLUS, 80 PLUS BRONZE, 80 PLUS PLATA, 80 PLUS ORO, 80 PLUS PLATINUM y 80 PLUS TITANIUM.

Este certificado establece que la fuente en cuestión posee un rendimiento y eficiencia superior al 80%:

Las fuentes de estas últimas categorías son bastante más caras que las 80 PLUS BRONZE pero consumen menor luz ya que son más eficientes.

Las empresas que venden estas fuentes, suelen dar un periodo de garantía de más de 5 años y un uso esperado superior a 10 años.

La inestabilidad de la señal de una fuente genérica suele ocasionar que diferentes componentes se quemen, incluso aquellos que no consumen casi energía, por lo que siempre se recomienda comprar una fuente buena para un equipo caro o que tenga GPU, ya que estas últimas pueden consumir arriba de 250W y son muy sensibles a los cambios fluctuantes de tensión.